Cuestionar a Jesús o creer en Él?

Acompañando a Jesús en su recorrido por los pueblos y ciudades para anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, lo encontramos según el texto del Evangelio propuesto para este domingo, el XIV del tiempo ordinario, “dirigiendose a su pueblo, seguido de sus discipulos” (Mc 6,1). 

En el capitulo 3 del Evangelio de Marcos, toda la familia de Jesús habia venido a Cafarnaún buscandolo para llevarlo a Nazaret, “pues decían que estaba trastornado” (Mc 3,22), escuchando que los maestros de la ley “lo acusaban de estár poseido por un espíritu inmundo” (Mc 3,30). En esta ocasión él les había dicho: “El que cumple la voluntad de Dios, es mi hermano, mi hermana y mi madre” (Mc 3,35).

Ahora lo vemos llegando por su decisión a su pequeño pueblo, acompañando por su “nueva familia”, los discipulos que habían acogido su propuesta de vida. Llegado el sabado “comenzó a enseñar en la sinagoga” (Mc 6,2), presentando de una manera nueva la Palabra de Dios, con una autoridad y una seguridad que asombró a sus ciudadanos. Marcos concluye que los habitantes de Nazaret quedaron “escandalizados” con Jesús (el verbo griego “scandalidzô”, aquí utilizado, significa mucho más que “quedarse perplejo”, es “ofender”, “herir”).

Jesús no es estudioso como san Pablo, no es un rabino, no es una autoridad religiosa, es solo pobre “un carpintero”, “el hijo de María”, es uno más de la aldeea… De donde habla y como hace estos grandes milagros? Es la reacción “logica” de una mentalidad cerrada a la novedad, es la resistencia “común” de quién piensa de saberlo ya todo, controlarlo todo, también en lo que se refiere a Dios.

Jesús había enseñado y presentado con sus gestos un Dios que ama a todos, quiere salvar a cada persona, que buscaa los pecadores, toca a los leprosos y le tiene cariño hasta a los paganos, no es lo que ellos han aprendido de los rabinos. Escandaloso. Casi querían decir que Dios no es tán bueno con todos sino es pura “justicia” y es solo del pueblo de Israel.

La persona de Jesús es un desafio para cada cristiano. Necesitamos conocerlo más y asimilar su sabiduría. San Francisco de Asís al inicio de su conversión era incoprendido por la gente conocida, hasta por su padre y hermano. Narra el biografo Celano: “El padre según la carne persigue al que se entrega a obras de piedad, y, juzgando locura el servicio de Cristo, lo lacera donde quiera con maldiciones. Entonces, el siervo de Dios llama a un hombre plebeyo y simple por demás, y, tomándolo por padre, le ruega que, cuando el padre lo acose con maldiciones, él, por el contrario, lo bendiga” (1Cel 12)

“Y él (Jesus) se asombra de su falta de fe” (Mc 6,5), de la gente de su pueblo y “no pudo hacer ningún milagro” (Mc, 6,4) En la vida de Francisco y de cada discipulo el milagro mayor, tal vez el unico, que se realiza es creer en Jesús y en su Evanghelio que tiene la fuerza para transformar y revolucionar nuestra vida. 

Cual es mi actitud como cristiano: cuestiono a Jesús como la gente de su pueblo o Lo recibo y Confio en su Palabra como Francisco de Asis, el centurion o la Virgen María?

fray Augustin Budau (OFMConv)

Deja un comentario