La comunidad de Curicó despidió a dos hermanos franciscanos.

Entre cantos, danza y muestras de cariño, la comunidad de Curicó (donde estamos presentes desde el 2010) despidió a Fr. Tullio PASTORELLI y a Fr. Fabio MAZZINI, dos frailes de nuestra orden que acompañaron pastoralmente a esta comunidad parroquial.

Fray Tullio fue destinado a Curicó en el año 2010, desempeñándose como guardián de la comunidad y rector de la casa formativa hasta este entonces y luego, como párroco por más de cuatro años. Por su parte, Fr. Fabio, fue destinado a Curicó en el año 2018, acompañando desde este año a la comunidad como párroco y como formador. Dentro de sus muchas virtudes, ambos hermanos destacaron por: su espíritu de minoridad, su entrega al pueblo y un testimonio fiel de nuestro carisma. Hoy, estos dos frailes misioneros, han recibido la obediencia para ir como peregrinos a una nueva misión, esta vez en Santiago, donde también acompañaran a los fieles.

Durante la mañana del domingo 06 de marzo, los hermanos de la parroquia Jesús de Nazareth en Curicó, vivieron junto a ellos la Santa Misa, la cual fue presidida por Fr. Tullio en compañía de los demás frailes de la comunidad. Dentro de sus palabras, Fr. Tullio agradeció a nombre de ambos, las innumerables muestras de cariño que los han acompañado durante estos años y, en especial este ultimo tiempo por su enfermedad. Del mismo modo, señaló que los religiosos son llamados a ser misioneros por el mundo y, que es el Señor quién nos llama a servir, esta vez en otra realidad.  Luego de la homilía, varios jóvenes de la pastoral juvenil, representantes de las comunidades y de la parroquia, participaron en la procesión ofertorial, llevando al altar herramientas, alimentos y las especies de pan y vino, símbolos que nuestros hermanos han sabido acoger y poner a disposición de quienes lo necesitan en sus diferentes aspectos.

Casi al final de la Eucaristía, Monseñor Galo FERNÁNDEZ, Obispo de la Diócesis de Talca, agradeció la presencia de estos hermanos recordando nuevamente su espíritu de servicio y minoridad que les ha caracterizado, de la igual forma, los encomendó al Señor por este nuevo desafío que han iniciado.

Sin duda el momento más especial y conmovedor, fue cuando Fr. Tullio agradeció nuevamente a la comunidad Curicana, representando nuestro baile nacional, es así como rindió homenaje a nuestra madre del Carmen con un pie de cueca en su honor. 

Fr. Benjamín Castro (OFMConv)

Deja un comentario

Contacto
close slider